jueves, 7 de noviembre de 2013

A ritmo de Máquina.




Así son las cosas ahora: vivir deprisa para alcanzar lo que uno quiere, y lo que se lleva en nuestro entorno es el Steam Punk, esa maravillosa fantasía perteneciente al universo del "Retrofuturismo" de la que ya hablamos en un artículo anterior. El Steampunk, -estilo muy conocido en la clientela habitual de la firma-, consiste en un futuro posible basado en la moda y el aspecto industrial del siglo XIX, comprendiendo desde 1850 hasta 1900 aproximadamente.


   Pero ¿Cómo se traduce esto en joyería?
Puesto que el símbolo del Steam es el engranaje de reloj dentado, éste suele ser el motivo más recurrente. Piezas de maquinaria, manecillas, tuercas y remaches en combinación con elementos metálicos de estilo victoriano. Domina el color bronce seguido del cobre porque es el metal en el que se elaboraban las cubiertas de las máquinas de aquellos tiempos: máquinas de vapor, máquinas de coser, de escribir, cajas registradoras, todo ello compone la  base de la joyería steam. La mayoría de las propuestas que encontramos en el mercado se quedan en la mera combinación de piezas compradas en mayoristas, unidas con pegamento especial de bisutería y rematadas con algun engranaje. Eso es todo. Existen algunas alternativas a este tipo de creación, pero pocas que sean originales.
   La nuestra es esta propuesta que se basa en ilustraciones propias de la diseñadora insertadas en camafeos reformados. Hay tres motivos base y la pieza final es única en cada caso, puesto que los elementos que la componen proceden del reciclaje y no de  mayoristas.
Hemos elegido usar los dos metales insignia del Steampunk para las cadenas de nuestros modelos, de un metro de largo, preparada para usar en dos vueltas o solicitar el collar con un enganche especial que le de forma de collar. Nuestros colgantes y broches, en talla XXL,  van recubietos de resina y montados sobre un aplique de tejido muy especial.

 ¿Cómo usarlas?

Para combinarlas, cualquier cosa. Los collares XXL son la pieza más adecuada para usar sobre una prenda lisa y larga, como camisolas o jerseys sobre laggins, o vestidos muy lisos. En su versión corta, con varias vueltas de cadena, o con la cadena cruzada como en la foto anterior, tipo collar, puedes vestir un escote pronunciado Su tamaño es idóneo para que la pieza se convierta en la protaginista de tu vetsuario, o simplemente para no tener que ponerte ningún otro adorno. Si piensas llevarlo con pendientes o pulseras, procura que sean discretos y que su forma y color hagan juego con el colgante de un modo natural.
Esta mini colección ha sido expuesta el pasado mes de septiembre en el Pub IThilien con la ocasión de la Eurosteam de Madrid "Mad Lab". 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada